Trastorno por estrés postraumático tras un accidente de coche

16 de diciembre de 2021

El trastorno por estrés postraumático puede ser causado por diferentes causas cómo: traumas infantiles, accidentes, violencia sexual, agresión física entre otras. Como podemos ver hay muchas causas que pueden producir este trastorno.

En este artículo nos centraremos específicamente en el estrés postraumático a raíz de un accidente de tráfico. El trastorno puede nacer por varias razones bien por haber sufrido en primera persona el accidente o por ser o sentirte el o la responsable del mismo. 

La inmunidad a un trastorno, bien sea el de estrés postraumático o cualquier otro, no existe, es por ello que desde Fundación Avata te facilitaremos cómo conseguir ayuda psicológica aparte de lo qué trata y los síntomas y consecuencias que tiene. 

Qué es el estrés postraumático

El trastorno por estrés postraumático, también conocido cómo TEPT, se trata de una enfermedad, más concretamente de una enfermedad mental. El trastorno se origina por un evento traumático, puede ser tanto experimentada en primera persona o  haber sido testigo de ella. Los síntomas pueden ser desde la evasión hasta el aumento del estado de alerta.

No siempre la persona que pasa por una situación aterradora tiene porque sufrir este trastorno. Si es verdad que muchas de las personas tienen dificultades para gestionar el trauma, pero con el tiempo y el autocuidado terminan por afrontarlo  y adaptarse. Sin embargo hay muchas otras que no son capaces de lidiar con ello y que sus síntomas a parte de perdurar aumentan con los meses e incluso años, hasta interferir en sus vidas cotidianas.

Cada persona es un mundo, entonces cada trastorno de estrés postraumático  también. No todas las personas lo sufren de la misma manera. Hay quienes que lo viven nada más el acontecimiento traumático o puede que aparezca después de un tiempo. No es una ciencia cierta, debido a que existen factores como la vulnerabilidad personal, los hechos previos y la percepción del trauma.   

Trastorno de estrés postraumático: síntomas

Cómo hemos comentado anteriormente el trastorno puede afectar en diferente momento incluso grado, en consiguiente no todas las personas que lo sufran sufrirán los mismos síntomas. 

Entre los síntomas más comunes nos encontramos con la evasión, la alteración del estado de ánimo, la reexperimentación del suceso y el aumento del estado de alerta.   

1. Evasión

Las personas tienden a no querer recordar lo vivido es por ello que necesitan distracciones. Muchas veces se centran en exceso en sus hobbies o crean nuevas vías de escape. Aparte de evitar los pensamientos también evitan a las personas que estuvieron presentes en el hecho traumático e incluso el lugar o lugares en los cuales sucedió. 

 

2. Reexperimentación del suceso 

Por mucho querer evadir el recuerdo pequeñas cosas harán a la persona recordar el acontecimiento. Y por pequeños que sean esos detalles los sentimientos aflorados son igual de fuertes que los sentidos en el hecho traumático. Mayoritariamente estos recuerdos suceden en sueños que se convierten en pesadillas.

 

 3. Alteración del estado de ánimo

Hay una tendencia a sentirse mal y alejado  del mundo. Aparte los sentimientos que se sienten no son proporcionales a lo real. 

 

4. Aumento del estado de alerta 

El miedo no es constante pero la persona estará mucho más receptiva y se asustara con más facilidad, debido a que estará inmerso en un estado de guardia por no querer volver a vivir lo vivido.

 

Consecuencias del estrés postraumático

El trastorno por estrés postraumático es una enfermedad que tiene que ser tratada como cualquier otra. Es por eso que desde Fundación Avata recomendamos acudir a tu psicólogo y/o médico para que el camino sea lo más breve y llevadero posible. Cuanto más tardes en ir mayores serán las consecuencias que te traerá el suceso traumático. 

No se debe tirar la toalla, porque con constancia y dedicación de todo se sale. Hay infinidad de personas que han sufrido trastorno por estrés postraumático y en la actualidad llevan una vida completamente normal. Debido a que el miedo y el trastorno no dura de por vida si es tratado por un profesional. 

Diferencia entre estrés postraumático y estrés agudo

Quizá puede que no sepas diferenciar entre estrés postraumático y estrés agudo. Son conceptos similares pero no son la misma enfermedad. La diferencia principal y más notoria se encuentra en la duración de la enfermedad.

Por un lado nos encontramos con el estrés agudo, que por lo general los síntomas tienen una duración no mayor de un mes. Sin embargo el traumático los síntomas duran más de un mes.

Otra de las diferencias es la aparición de los síntomas, en el caso del agudo aparecen después del trauma. Por otro lado en el estrés postraumático, como hemos mencionado anteriormente, no tiene porqué ser así.  

 

Ayuda psicológica para el estrés postraumático

Volvemos a recalcar que es de gran importancia acudir a ayuda médica. Desde Avata te podemos ayudar mediante nuestros servicios que ayudan a gran número de personas a diario.

Nuestro Departamento de gestión se encarga de proporcionarle la mejor asistencia sanitaria y médica desde el primer día hasta su total recuperación, sin necesidad de tener que pagar por adelantado dichos gastos.

 

La Educación Vial en el presente, es nuestro salvavidas del futuro

Patricia Andres Del Riego

Abogada de la Fundación Avata