Las últimas medidas de la Ley de Tráfico de 2021 introducen importantes novedades que queremos exponer, para recordar los cambios que supone y cómo afectan a los ciudadanos. Repasaremos las actualizaciones introducidas.

La aprobación de las reformas legales afectan a la Ley de Tráfico y seguridad vial. Estas transforman sustancialmente la situación jurídica en materia de circulación y tráfico.

En los últimos años los vehículos a motor tradicionales, comparten la vía, de forma cada vez más habitual, con peatones, ciclistas y VMP (vehículos de movilidad personal), como pueden ser los patinetes eléctricos, los monociclos, los segway, etc.

Bajo esta nueva situación, mediante la reforma de la Ley de Tráfico la DGT trata de regular los requisitos mínimos que han de cumplir estos dispositivos para ser considerados como VMP y establecer una regulación normativa que permita reducir los siniestros con este tipo de vehículos o, en su caso, las consecuencias fatales derivadas de los mismos.

En consecuencia, uno de los objetivos principales de la modificación de la Ley de Seguridad Vial es conciliar la irrupción de estos nuevos medios de transporte y la circulación de los vehículos tradicionales, tratando de reducir al máximo el número de fallecidos y heridos graves en siniestros viales, siendo el objetivo mínimo alcanzar una reducción de más de un 50% durante los próximos años.

Se introducen cambios importantes en los permisos de conducir, los límites de velocidad, la regulación de los VMP y las sanciones de pérdida de puntos.

 

MODIFICACIONES MÁS IMPORTANTES EN LA LEY DE TRÁFICO:

Pasamos a explicar las modificaciones más reseñables que introduce la Ley de Tráfico:

Pérdida de puntos:

La nueva regulación establecida por la Ley de Tráfico y Seguridad Vial incrementa los puntos a perder. Sobre todo, en los supuestos de comportamientos que generan mayor riesgo para la conducción, impulsando los cursos de conducción segura como medio para mejorar la formación vial de los conductores.

Con este fin:

  • Aumenta de 3 a 6 los puntos por uso inadecuado de telefonía móvil.
  • Eleva de 3 a 4 los puntos no utilización o uso incorrecto de los sistemas de seguridad y protección (cinturón de seguridad, retención infantil, casco…)
  • Tipifica como infracción grave el uso de sistemas de detección de radares
  • Elimina el margen anteriormente existente que suponía la posibilidad de rebasar en 20 km/h los límites de velocidad en las carreteras convencionales en caso de adelantamiento.
  • La nueva Ley de Tráfico, también introduce la posibilidad de recuperar 2 puntos del carné por la realización de los cursos de conducción segura certificados por la Dirección General de Tráfico.
  • Para recuperar el saldo inicial de puntos se establece un periodo de 2 años.
  • Tipifica como infracción grave cometer fraude en los exámenes de conducir.
  • Mediante el acceso telemático al registro de Conductores se podrá conocer si el permiso de conducir de sus trabajadores (profesionales) está vigente o no.

Cambios en la obtención de permisos de conducir:

La Ley de Tráfico penaliza utilizar dispositivos no autorizados en los exámenes, pues está considerado fraude, siendo una infracción muy grave que supone sanción de 500 euros y no poder acudir a examen en 6 meses.

Se contempla la posibilidad de una prueba con videos con situaciones de tráfico.

La modificación de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial rebaja la edad para obtener el carnet de conducir para profesionales, por ello, a partir de los 18 años, aprobado el correspondiente curso profesional, es posible obtener el permiso de conducir camiones (incluidos), al igual que el permiso necesario para conducir de autocares sin pasajeros o con pasajeros en trayectos que no excedan los 50 km.

En el caso de autocares sin límite de distancia se podrá a partir de los 21 años y siempre que se haya superado el Curso de Aptitud Profesional.

Con el permiso de clase B será posible conducir furgonetas hasta 4.250 kg pero deberán ser eléctricas o de gas natural

Para realizar el examen del carnet de moto, es obligatorio llevar un equipo de protección adecuado. (casco, chaqueta, guantes, pantalones y botas).

También piensa la Ley de Seguridad Vial en las personas con hipoacusia que pretendan la obtención de permiso de moto, estableciendo para las pruebas de control de aptitudes en vías abiertas, la obligación de utilizar GPS.

Las personas con discapacidad podrán obtener carné para conducir camión y autobús con previa valoración médica y mecánica individualizada.

Velocidad máxima en la ley de tráfico:

La Ley de Tráfico establece los siguientes límites:

20 km/h calle con una única plataforma de calzada y acera;

30 km/h doble sentido, pudiendo ser ampliables a 50 km/h si así se señaliza.

50 km/h vías que cuenten con más de un carril por cada sentido.

Vehículos de Movilidad Personal (VMP) – los patinetes-:

Se entiende por VMP “aquellos vehículos dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos que les permiten alcanzar una velocidad entre los 6 y los 25 km/h.

Son vehículos y deben cumplir las normas de circulación (salvo los vehículos para personas con movilidad reducida, que se excluyen de tal obligación).

Deberán obtener un certificado de circulación que avale el cumplimiento de los requisitos técnicos establecidos

No pueden circular por aceras y zonas peatonales, además de por túneles urbanos, travesías, vías interurbanas y autopistas y autovías.

Ciclistas:

Estamos ante los usuarios más vulnerables. Por este motivo la Ley de Tráfico y Seguridad Vial ha revisado las normas de adelantamiento que les afectan, manteniendo la distancia de seguridad entre ciclista y vehículo de 1,5 metros de separación lateral y debiendo reducir la velocidad en 20 km/h respecto al límite superior marcado en la vía concreta en la que se produce el adelantamiento.

Los ciclistas estarán obligados también a someterse a las pruebas de alcoholemia o tóxicos.

¿En que podemos ayudarte?